29 de mayo de 2024

Y Despues De Todo… Algo Ocurrio

La otra historia no contada

Estela de la restauración de Tutankamón

13 minutos de lectura

Estela de la restauración Tut

En una estela procedente del templo de Karnak, que actualmente está conservada en el Museo de El Cairo está recogida la entronización de Tutankamón tras concluir el periodo amarniense que supuso el declive del dios Amón, sustituido por Atón, obra de Amenofis IV (Akhenatón). Se trata de un texto de gran fidelidad histórica y que posteriormente sería utilizado por Horemheb tras usurpar el trono en 1339 a.C.

<Año…> cuarto mes de la estación akhet, día 19, bajo la Majestad del Horus <…> Tutankhamón <…>, amado de [Amón-Re], señor de los Tronos de las Dos Tierras, que preside en Ipet-Sut; de Atum, señor de las Dos Tierras y de Heliópolis;ll05 de Horakhti; de Ptah en el sur de su muro, señor de Ankh-taui; de Thot, señor de las palabras divinas. Aquél que se eleva sobre el «[Trono de] Horus» de los [vivientes], como su padre Re, cada día; el buen [dios], hijo de Amón, imagen de Kamutef, semen espléndido, huevo santo, semilla del propio Amón, [padre de las Dos Tierras], que construye a su constructor, que plasma [a su vez] a su plasmador; por quien se han reunido las Almas de Heliópolis para que fuese creado de modo que llegase a ser rey de la Eternidad, duradero Horus del infinito; buen príncipe, realizador de donaciones para su padre y para todos los dioses.

E! ha hecho que todo lo que estaba destruido floreciera como un monumento fara los tiempos de la Eternidad; él ha expulsado el engaño de las Dos Tierras. La justicia se ha asentado y ella [ha hecho que] lo falso sea la abominación del país como [en sus primeros tiempos.

Ahora, cuando Su Majestad apareció como rey, los templos de los dioses y de las diosas, desde Elefantina [hasta] los pantanos del delta habían caído en ruina. Sus santuarios estaban destrozados y se habían convertido en campos que producían hierbajos; sus capillas parecían que nunca habían existido y sus salas servían como caminos para los viandantes. El país estaba revuelto y los dioses le habían vuelto la espalda. Si se mandaba <una misión> a Djahi para extender las fronteras de Egipto,

ningún éxito venía <de ello>. Si se rogaba a un dios que mandara un designio, nunca llegaba [en absoluto]. Sus corazones estaban airados. Ellos destruían lo que habían hecho.

Mas, después de que han pasado muchos días de esto, <Su Majestad> apareció <sobre> el trono de su padre y se hizo príncipe en las regiones de Horus. La Tierra Negra y la Tierra Roja estaban bajo su autoridad y cada tierra se inclinaba ante su poder.

Y así, Su Majestad estaba en su palacio que está en la Casa de Aakheperkare como Re estaba en los cielos. Entonces Su Majestad estaba conduciendo los asuntos de su tierra y las diarias necesidades de las Dos Orillas. Por eso, Su Majestad, consultados los planes con su corazón, busca toda ocasión beneficiosa, solicita actos de servicio para su padre Amón y labra su augusta imagen de auténtico oro.

Aventajó lo que fue hecho previamente y erigió a su padre Amón sobre trece barrotes de litera, su santa imagen de oro fino, lapislázuli, [turquesa] y de todo tipo de piedra preciosa, mientras que la Majestad de este augusto dios era antiguamente llevada sobre once barrotes de litera. Erigió un Ptah, al sur de su muro, señor de Ankh-taui, siendo su augusta imagen de oro [sobre] once [barrotes de litera] y su santa imagen era de oro, lapislázuli, turquesa y de todo tipo de piedra preciosa, mientras que la Majestad de este augusto dios era antiguamente de <seis> barrotes de litera.

Además, Su Majestad hizo monumentos para los dioses, <erigiendo> sus estatuas de auténtico oro fino, el mejor de las tierras extranjeras, construyendo sus santuarios de nuevo como monumentos para todos los tiempos de la Eternidad, establecidos con propiedades eternas, fijando para ellos ofrendas divinas como una observancia diaria regular, y abasteciendo sus ofrendas de comida sobre la tierra. Aventajó lo que había sido hecho anteriormente, fue más allá de lo que <se había hecho> desde el tiempo de sus antepasados. Instaló en su cargo de sacerdotes uab y profetas a los hijos de los nobles de sus ciudades, hijos de personajes conocidos, cuyo propio nombre es conocido. Ha aumentado sus <propiedades> con oro, plata, bronce y cobre, sin límite en ningún aspecto. Ha llenado sus casas de trabajo con esclavos y esclavas, con tributos de parte de Su Majestad. Todas [las propiedades] de los templos fueron dobladas, triplicadas y cuadruplicadas en plata, [oro], lapislázuli, turquesa y toda [clase de] piedra preciosa, lino real, lino blanco, lino fino, aceite de oliva, goma, manteca, <…>, incienso ihemet, mirra, sin limite <de ninguna cosa buena>.

Su Majestad -¡Vida, Prosperidad, Salud!- ha construido sus barcas fluviales con nuevo cedro de las Terrazas, [con madera] selecta de Negau, trabajada con oro, el mejor de las tierras extranjeras. Hicieron iluminar el río.

Su Majestad -¡Vida, Prosperidad, Salud!- ha consagrado esclavos y esclavas, mujeres cantantes y danzarinas, que son siervas de palacio. Sus salarios son confiados al <…> del palacio real del señor de las Dos Tierras. Yo procuro que ellos sean eximidos y protegidos por mis padres, todos los dioses, por un deseo de satisfacerles doy lo que sus kau desean, así podrán proteger [a EgiptoJ.

Los corazones de los dioses y de las diosas que están en esta tierra están contentos. Los dueños de los altares están regocijados; las regiones están de júbilo y con alegría. Hay exaltación a través de todo el país: ha llegado <un tiempo> hermoso. La Enéada de los dioses que están en la Casa Grande levantan sus brazos en adoración; sus manos están henchidas de júbilo por siempre y para siempre. Toda la vida y la prosperidad que es su prerrogativa está en la nariz de Horus que repite los nacimentos, el amado hijo <de Amón-Re>, señor de los Tronos de las Dos Tierras, que él ha erigido para que [él mismo] pueda ser erigido, el rey del valle y del delta Nebkheperre, amado de Amón, su hijo primogénito <…> verdadero y amado, que protege a su padre que lo ha creado para ejercer la realeza <…>, el hijo de Re, Tutankhamón, señor de Hermonthis, hijo útil para quien lo ha creado, rico en monumentos, numeroso en cosas admirables, que hace monumentos de acuerdo con su corazón para su padre Amón; hermoso de nacimiento, soberano <…>.

En este día Si se halla en el hermoso palacio que está en la Casa de Aakheperkare. Y he aqui que Su Majestad -¡Vida, Prosperidad, Salud!- está rejuvenecido.

Quien se apresura, se apresura de sí mismo. Khnum lo ha modelado <…>, fuerte de brazo, como Horus; no existe un segundo entre los valientes de todos los países. El que conoce como Re, que <…> como Ptah, que entiende como Thot, que establece leyes excelentes, que ordena <…> admirable en su palabra. Rey del valle y rey del delta <…> Tutankhamón <…>, dotado de vida, estabilidad, prosperidad, como Re [eternamente, para siempre]. (Traducción F. Lara)

Comentario y analisis

…<Año…> cuarto mes de la estación akhet, día 19, bajo la Majestad del Horus <…> Tutankhamón <…>, amado de [Amón-Re], señor de los Tronos de las Dos Tierras

Importante para fijar la fecha de la estela y nos muestra que Amón vuelve a ser el dios principal después de bastantes años siéndolo Atón (durante la época de Amarna o periodo Amarniense).

 …él ha expulsado el engaño de las Dos Tierras. La justicia se ha asentado y ella [ha hecho que] lo falso sea la abominación del país

Se hace mención a la época de Akenatón como algo abominable, falso y engañoso. Tutankamón se autoproclama el artífice de la restauración y desvelar el engaño.

…los templos de los dioses y de las diosas, desde Elefantina [hasta] los pantanos del delta habían caído en ruina. Sus santuarios estaban destrozados

En esta parte del texto se hace hincapié en que los templos y santuarios estaban destrozados en pura ruina. Incluso en una parte se menciona que la maleza domina en los templos, denotando total ruina y abandono.

…El país estaba revuelto y los dioses le habían vuelto la espalda.

No había ningún tipo de control. Había insatisfacción y esto causa que todo este revuelto y sin control. Los dioses ya no ayudan a Egipto, es como si les dieran la espalda.

…Su Majestad estaba conduciendo los asuntos de su tierra y las diarias necesidades de las Dos Orillas.

Muestra que el faraón se preocupa en poner de nuevo en orden todo. Toma cartas en el asunto. Resolviendo problemas y solucionando los problemas administrativos y suministrando todo lo necesario para el buen funcionamiento de todo el país.

…solicita actos de servicio para su padre Amón y labra su augusta imagen de auténtico oro.

Restablece el culto de Amón de una manera oficial y manda que el pueblo sirva y haga donaciones de nuevo en los templos de Amón. Restablece y repara también las imágenes del dios.

…Además, Su Majestad hizo monumentos para los dioses, … construyendo sus santuarios de nuevo … establecidos con propiedades eternas, fijando para ellos ofrendas divinas como una observancia diaria

Construcción y reparación de monumentos y santuarios religiosos. Restablece y potencia las propiedades de los templos. Nuevamente, como en otros tiempos, fija la práctica de proveer recursos diariamente a los templos para los rituales diarios, estos recursos los debían de proveer tanto el pueblo como la casa real, y especialmente esta última.

…Instaló en su cargo de sacerdotes uab y profetas a los hijos de los nobles de sus ciudades, hijos de personajes conocidos,

Vuelve a establecer en su puesto a los sacerdotes de Amón y de otros templos, haciendo nombramientos nuevos para los templos que se habían quedado vacíos o casi sin ningún sacerdote, estos nombramientos eran de personajes relacionados con la nobleza y la casa real.

… Ha aumentado sus <propiedades> con oro, plata, bronce y cobre, sin límite en ningún aspecto. Ha llenado sus casas de trabajo con esclavos y esclavas, con tributos de parte de Su Majestad.

Nuevamente, como habían hecho los anteriores faraones a Akenatón, hace donaciones periódicas económicas y de recursos para los templos. Así mismo, suministra mano de obra y esclavos para servir en los templos y santuarios

…Sus salarios son confiados al <…> del palacio real del señor de las Dos Tierras

Todo este mantenimiento de recursos humanos para los templos, tanto esclavos como sacerdotes, es costeado por el faraón, incluidos sus salarios.

Situación cronológica. Periodo amarniense y situación posterior

Como se señala en la propia estela, esta es fechada en el cuarto año de regencia de Tutankamón. Que reino sobre el 1345 al 1335, con lo cual nos sitúa para estos hechos sobre o cerca del 1340. En estos cuatro años ya se había tenido suficiente tiempo como para volver a la misma situación religiosa anterior a los acontecimientos del periodo amarniense. Aun se estaba en un periodo de cambios y muy convulso pues la regencia no estaba establecida firmemente y existían luchas y conspiraciones internas instigadas tanto por la nobleza y altos funcionarios como por el sacerdocio. Pero era necesario hacer saber al pueblo que se estaba volviendo al anterior estado de las cosas, por eso se hizo y coloco la estela.

El periodo amarniense supuso y significo un cambio enorme para Egipto tanto en el aspecto de costumbres,como en lo religioso, cultural, político y artístico. Fue como muchos autores han dicho, una auténtica revolución. Y el autor e instigador de esta revolución fue el faraón Akenatón. Propuso un cambio religioso casi total, haciendo de Atón el dios principal del país y relegando a Amón y todo su culto al ostracismo. Ahora todas las ofrendas y dadivas tanto del pueblo como de la realeza se tenían que dar al templo y santuarios de Atón. Todos los demás dioses quedaban en un segundo término. Esto choco muy profundamente con las costumbres y con el concepto religioso que tenía ya muy formado el pueblo egipcio.

Se dice que Akenatón había cerrado los templos y prohibido el culto a los demás dioses, pero casi seguro que esto no fue así. Simplemente el dejo de contribuir con riquezas dadivas y económicamente al resto de templos. Todo se tenía que ofrecer para gloria y mantenimiento del templo de Atón. Esta falta de recursos y apoyo a los templos restantes tuvo el mismo efecto a como si hubieran sido clausurados o cerrados. No podían mantener esos inmensos templos y a los miles de sacerdotes que servían en ellos, eso hizo que cayeran en desuso, sin poder mantenerse y que muchos sacerdotes tuvieran que marchar. Muy posiblemente debido a estas circunstancias muchos templos tuvieron que cerrar, y los que no lo hicieron estarían en mínimos. Pero no olvidemos que el culto a los muertos y todo lo que lo envolvía seguía en vigencia, habían cambiado los sitios, pero el culto y rituales de enterramiento con sus varios dioses seguía en vigencia, como lo atestigua las diferentes tumbas reales y de la nobleza en Amarna, con la representación en sus paredes de todos los dioses del culto funerario.

El cambio de la capital a la nueva ciudad construida en el desierto, Amarna, entre Tebas y Menfis, también supuso un gran cambio o choque para la población. Supuso el movimiento y desplazamiento de miles de personas a la nueva capital y ciudad. Se trasladó el centro político, económico y religioso a Amarna. Incluso las zonas funerarias con sus majestuosas tumbas se trasladaron a las afueras de la nueva capital.

Esto no podía seguir así, pensaron y dijeron tanto el sacerdocio como una parte de la nobleza, y se dio inicio a un plan conspiratorio para volver las cosas a su anterior estado. Por eso fue, que durante la regencia de Tutankamón, los sacerdotes junto con cierta parte de la nobleza manipularan las cosas, y al nuevo, inexperto y joven faraón, para conseguir sus propósitos. Eliminar todo lo anterior y regresar a la misma situación en donde ellos se encontraban a gusto y enormemente beneficiados. Finalmente lo consiguieron, logrando incluso que todo lo relacionado con el periodo amarniense y la dinastía de reyes relacionados, fueran borrados de la historia y olvidados. …Claro, hasta el descubrimiento de la tumba de Tutankamón, pero eso es ya otra historia.

Resumiendo y analisis final

Teniendo en cuenta que Tutankamón tenía algo más de diez años cuando se produjeron los hechos relatados en la estela, es fácil de entender y comprender que todo eso no fue planificado y ejecutado por el joven faraón, sino que, los que estaban detrás de él (sacerdocio y conspiradores) manejaron las cosas para que se efectuaran y llegaran a buen fin todos sus planes. Es evidente que en la estela las cosas están exageradas como era costumbre en aquellos tiempos. Además, es evidente que tanto las expresiones como las formas no son las de un niño de apenas 12 años.

A mi parecer merece de mención especial el hecho de que en la estela se hace mucho hincapié en todo lo que tiene que ver con la restauración religiosa y sobre todo con los donativos y riquezas que estaban recibiendo y que iban a recibir por parte del faraón y del pueblo, y en cambio, se menciona muy poco los beneficios y cambios que tenían que ver con el pueblo y país. Lo cual nos muestra, quienes eran los que estaban detrás de los cambios relatos en la estela, y de la propia elaboración y publicación de la estela. Y precisamente por eso, la estela ayuda a entender, razonar y analizar todo lo sucedido y todo lo que estaba detrás de los bastidores de ese convulso periodo de la historia de Egipto.

En aquel tiempo los templos habían alcanzado un grado de influencia, riquezas y poder inimaginables e inalcanzables en otros periodos Muestra la gran ansia de riquezas y de poder (junto con venganza) que envolvía al sacerdocio de aquel tiempo y no estaban dispuestos a renunciar a ello, ni a nada. Su mundo y su “modus vivendi” dependían de que todo siguiera igual y de que lo que lo pudiera perturbar, modificar o dañar desapareciera rápidamente y completamente.

Información obtenida de: JLNavarro F (autor del articulo).

Copyright © 2023. Todos los derechos reservados.

Resumen
Nombre del artículo
Estela de la restauración de Tutankamón
Descripción
En una estela procedente del templo de Karnak, que actualmente está conservada en el Museo de El Cairo está recogida la entronización de Tutankamon tras concluir el periodo amarniense que supuso el declive del dios Amón, sustituido por Atón, obra de Amenofis IV (Akhenatón). Se trata de un texto de gran fidelidad histórica y que posteriormente sería utilizado por Horemheb tras usurpar el trono en 1339 a.C.
Autor
Publisher Name
Y Despues De Todo... Algo Ocurrio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *